Manifiesto

Manifiesto

Las imágenes filmadas por la cámara de cine, no fueron suficiente. Había que usar ese recurso visual para contar historias. La edición cinematográfica surge en ese momento: del cine mismo y de la necesidad de narrar esas historias.

Esta nueva forma de construir con las imágenes filmadas, tuvo la capacidad de manipular el tiempo y el espacio. La unión de los planos consiguió crear y transmitir emociones que conmovieron al espectador y lo invitaron a reflexionar, incluso, sobre su propia existencia.

Así también, ha sido necesario que las mujeres y los hombres que cortamos y ensamblamos esos trozos de imagen para dar forma a la narrativa cinematográfica, nos unamos para continuar construyendo juntos la historia de la edición mexicana.

Hemos formado la Asociación Mexicana de Editoras y Editores: la AMEE.

La mayoría de las veces el montaje de una obra cinematográfica supone la reescritura del guion. Para contar las historias utilizamos recursos como son la imaginación, la sutileza, o la contundencia del corte directo. Construimos sobre la imagen para transmitir lo que nos conmueve a través de la pantalla, es nuestro deber y nuestra pasión.

El cine, tal como lo conocemos, no podría existir sin la labor editorial.

La AMEE está conformada por profesionales activos en el medio de la producción audiovisual mexicana. Entre los propósitos de la Asociación está el de impulsar la labor editorial y la figura de las editoras y editores cinematográficos, como parte fundamental del equipo creativo y artístico de las obras audiovisuales.

Paralelamente, la Asociación conforma un frente común que promueve la defensa colectiva y solidaria de condiciones de trabajo adecuadas y justas, para poder desempeñar nuestra labor de manera eficiente y creativa.

La Asociación tiene entre sus objetivos luchar por la equidad de género en el sector, alentando la diversidad y apoyando a las nuevas voces creativas del medio. Son puntos de honor para la AMEE el velar por la igualdad de oportunidades de trabajo, por el respeto moral y físico de las editoras y editores, por erradicar cualquier tipo de discriminación, lo mismo si se diera por lugar de origen, orientación sexual, ideología, religión, etnia o condición social. Nuestra Asociación dará voz a las editoras y editores en el debate público, dentro de la producción audiovisual de México.

Bajo estos preceptos, pretendemos crear una red entre todas y todos los asociados, que sirva tanto para el intercambio de ideas y recursos, como para defender, desde una postura basada en la ética profesional, los intereses artísticos y laborales de los miembros de la AMEE y del gremio en general.

La edición es la herramienta narrativa por excelencia, capaz de construir y deconstruir a través del corte. «El cine es cortar» decía el editor cubano y Maestro de cine, Nelson Rodríguez. Pero sabemos que la Edición tiene tantas definiciones como editoras y editores existen en el universo audiovisual.

Hasta ahora, la mayoría de quienes ejercemos la labor editorial, hemos trabajado en cuevas particulares, sin demasiado contacto con el exterior. Lo que fue un oficio solitario, dejará de serlo a partir de ahora. La AMEE quiere juntar todas esas lecturas y formas de pensar en un frente común, en donde ya nunca volveremos a estar en soledad. A partir de ahora, la AMEE nos une a nuestros colegas para compartir nuestros puntos de vista, conocimientos y experiencia.

A través de la AMEE, seguiremos protegiendo, divulgando y construyendo la historia de la edición audiovisual hecha en México.

Bienvenidas, Bienvenidos.

Ciudad de México, abril de 2021

moviola controls
Presione ENTER para buscar o ESC para cerrar